Subrogación tradicional frente a subrogación gestacional

Entre 1999 y 2013 nacieron 18.400 niños por gestación subrogada. En los últimos años, la gestación subrogada ha recibido mucha atención, en parte gracias a los famosos que han decidido aumentar su familia de esta forma. Pero el proceso de gestación subrogada no es sólo para ricos y famosos. La gestación subrogada se ha convertido en una opción viable para parejas con problemas de infertilidad, parejas homosexuales y solteros dispuestos a hacer realidad su sueño de ser padres.

Aunque la popularidad de la gestación subrogada va en aumento, sus avances también han creado mucha confusión sobre lo que son estas opciones y los términos que las describen.

Uno de los detalles más comúnmente mal entendidos de la subrogación es la diferencia entre "subrogación tradicional" y "subrogación gestacional." Tanto si está explorando la posibilidad de recurrir a la gestación subrogada para aumentar su familia como si está pensando en convertirse en madre de alquiler, querrá saber qué significan estos términos y cómo afectarán a su viaje de gestación subrogada.

¿Qué es la maternidad subrogada tradicional?

También denominada subrogación "completa" o "genética", en el proceso de subrogación tradicional la madre de alquiler es también la donante de óvulos. ¿Cómo funciona la subrogación tradicional? Mediante inseminación intrauterina (IIU), el óvulo de la madre de alquiler es fecundado con esperma procedente del padre biológico o de un donante. La madre subrogada gesta al bebé durante todo el embarazo y, una vez nacido, renuncia a sus derechos parentales.

Aunque muchas situaciones de gestación subrogada tradicional se han completado sin complicaciones, la mayoría de los estados carecen de protección legal para los futuros padres en los casos en que una madre de alquiler puede negarse a renunciar al niño tras el parto. Ciertas leyes estatales exigen que la madre de alquiler renuncie a la patria potestad tras el nacimiento del bebé, pero, en algunos casos, las madres de alquiler con una conexión biológica con el bebé cambian de opinión y cuestionan los derechos legales de los futuros padres sobre el niño.

Debido a esa falta de protección jurídica y a la posibilidad de complicaciones, la mayoría de las agencias de maternidad subrogada sólo trabajan con madres de alquiler gestacionales.

¿Qué es la gestación subrogada?

Si está pensando en la gestación subrogada, lo más probable es que experimente el proceso de gestación subrogada. ¿Cómo funciona la gestación subrogada? En este proceso mucho más común, la madre de alquiler no tiene ninguna conexión biológica con el niño que lleva en su vientre. El embrión que lleva se crea mediante fecundación in vitro (FIV) y luego se implanta en su útero. Según las circunstancias, el embrión puede crearse con material biológico de uno o ambos progenitores o con material de un donante. Una vez que la madre de alquiler gestacional se queda embarazada, se pone al cuidado del ginecólogo de su elección y vuelve a casa hasta que llega el momento del parto.

¿Cuál es la diferencia?

Aunque tanto la gestación subrogada tradicional como la gestacional implican gestar un hijo en nombre de otra persona, el proceso que hay detrás de cada una es muy diferente.

1. Proceso legal

En una situación de gestación subrogada tradicional, la madre de alquiler es también la madre biológica del niño gestado. Las leyes relativas a la maternidad subrogada varían de un estado a otro, pero en algunos, esto significa que deben tomarse medidas legales adicionales para poner fin a los derechos parentales de la madre de alquiler después de que nazca el bebé, así como establecer a los futuros padres como padres adoptivos. Desgraciadamente, este retraso deja tiempo a la madre de alquiler para cambiar de opinión tras el nacimiento del bebé. Ha habido casos en los que la madre de alquiler se encariña demasiado con el niño y se niega a ceder la patria potestad. El resultado de estos casos ha sido una larga y costosa batalla legal sobre quién tiene derecho al niño.

Como parte del proceso de subrogación gestacional, la mayoría de los futuros padres obtienen una orden prenatal mientras la madre de alquiler está embarazada. La orden prenatal establece legalmente los derechos de los padres intencionales sobre el niño desde el momento en que nace y garantiza que sus nombres figurarán en el certificado de nacimiento del bebé. Es un paso importante porque los derechos legales de los futuros padres se establecen antes de que nazca el bebé, y la madre de alquiler no puede cambiar de opinión después.

2. Complicaciones emocionales

La madre de alquiler sentirá apego por el bebé que lleva en su vientre. Es algo completamente natural y, si trabajas con una agencia de renombre, te asesorarán y apoyarán en todo momento. Sin embargo, una madre de alquiler tradicional puede sentir un mayor apego porque está biológicamente vinculada al niño. Este vínculo emocional puede dificultarle la entrega del bebé a sus futuros padres tras el nacimiento, creando una situación difícil para todos los implicados.

En el caso de una madre de alquiler gestacional, no existe ningún vínculo biológico con el bebé que gesta. Además de simplificar los aspectos legales de la gestación subrogada, muchas mujeres se convierten en madres de alquiler gestacional porque quieren dar el regalo de un hijo a otra persona. Seguirán sintiendo cierto apego por el niño que han gestado -lo cual es normal-, pero su alegría por ayudar a otra familia supera con creces las demás emociones. Esta es una de las mayores ventajas de la subrogación gestacional.

3. Proceso médico

Una madre de alquiler tradicional suele quedarse embarazada mediante IIU, lo que significa que es fecundada con el esperma del padre biológico o de un donante de esperma y, a continuación, el embrión se fecunda en su interior. Una madre de alquiler gestacional se queda embarazada mediante FIV. El embrión se fecunda en un laboratorio y luego se implanta en su útero.

4. Coste

Una de las razones por las que la maternidad subrogada tradicional puede resultar atractiva para los padres potenciales es que suele ser menos costosa. Esto se debe a que una madre de alquiler tradicional no se somete a FIV ni requiere costosas rondas de medicamentos para la fertilidad y la extracción de óvulos.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que unos costes médicos más bajos no siempre significan un coste total menor. Aunque los costes médicos sean menores, los costes de la gestación subrogada tradicional suelen estar en consonancia con los de la gestación subrogada gestacional, ya que puede conllevar unos costes legales más elevados si surgen dificultades a la hora de ceder la patria potestad a los futuros padres.

Subrogación frente a "madre de alquiler"

Cuando investigue sobre la maternidad subrogada, es probable que vea que los términos "madre de alquiler", "madre de alquiler", "portadora gestacional" y "madre de alquiler gestacional" se utilizan indistintamente. Pero, ¿realmente significan lo mismo? El término "madre de alquiler" es un término anticuado que se utilizaba cuando el proceso de subrogación tradicional era más común porque puede referirse a alguien con una conexión biológica con el niño. Dado que la mayoría de las agencias ya no trabajan con situaciones de gestación subrogada tradicional, la mujer que gesta un bebé para los futuros padres se denomina "madre de alquiler gestacional" porque no tiene ninguna relación biológica con el bebé.

Aunque estos términos son muy formales, y los verás utilizados en la documentación oficial, especialmente en documentos legales, el objetivo es que las madres de alquiler gestacional y los padres intencionales aprendan a referirse el uno al otro por nombres más personales. Cada viaje de subrogación es diferente, pero muchos de nuestros padres intencionales y madres subrogadas gestacionales desarrollan un vínculo a lo largo de su viaje de embarazo compartido, intercambiando correos electrónicos y mensajes de texto con fotos de ecografías, actualizaciones sobre la salud del bebé y otra información relevante.

Preguntas frecuentes

Si se están planteando el proceso de gestación subrogada, ya sea como futuros padres o como madre de alquiler, es probable que tengan muchas preguntas. No son los únicos. Todos los días recibimos preguntas de otras personas que, como ustedes, están a punto de embarcarse en este emocionante viaje para completar su familia.

1. ¿La madre de alquiler comparte el ADN con el bebé?

En el pasado, en algunos casos la madre de alquiler era también la madre biológica del bebé. Su óvulo era fecundado con esperma del padre biológico o de un donante, según el caso. Debido a las ramificaciones legales y emocionales de esta situación, la mayoría de las agencias ya no facilitan la subrogación tradicional. En su lugar, la madre de alquiler gestacional se queda embarazada mediante fecundación in vitro con un embrión creado a partir de óvulos y esperma de una combinación de los padres previstos y donantes, en caso necesario.

2. ¿Pueden los bebés parecerse a su madre de alquiler?

La madre de alquiler gestacional no tiene ninguna conexión biológica con el bebé, lo que significa que no hay ninguna razón para que nazca un niño con sus rasgos. Cualquier parecido es estrictamente casual.

3. What should I expect from my surrogacy journey?

La gestación subrogada es un viaje noble pero difícil para todos los implicados. Tanto si opta por la subrogación gestacional como por la tradicional, es importante comprender que este proceso será, en ocasiones, estresante. Convertirse en padre o madre, o dar ese regalo a otra persona, no es fácil. Si añadimos el estrés de las finanzas, las hormonas y un nuevo miembro de la familia, este proceso puede parecer emocionalmente abrumador. Tanto si desea ser madre como si es una madre de alquiler gestacional, una de las decisiones más importantes que puede tomar es trabajar con una agencia de gestación subrogada experimentada y compasiva que le acompañe en cada paso del proceso.

Si eres una madre de alquiler potencial, antes de cualquier procedimiento médico deberás someterte a una evaluación psicológica para asegurarte de que comprendes las implicaciones de lo que estás haciendo y de que cuentas con el sistema de apoyo necesario para hacer frente a las secuelas de un embarazo y parto por subrogación.

Los futuros padres también se someterán a un exhaustivo proceso de selección y colaborarán estrechamente con su agencia para ayudar a gestionar las expectativas y el estrés a lo largo del proceso. Trabajar con una agencia de confianza es un paso importante para simplificar el proceso. Trabajan con futuros padres todos los días, lo que significa que tienen experiencia en cada paso del proceso. Confiar en ellos para que se ocupen de todo y le guíen a lo largo del proceso es el paso más importante que puede dar para controlar el estrés.

4. How long does the process take?

Los plazos de gestación subrogada varían en función de la situación y las necesidades de cada familia. El tiempo medio de espera para la compatibilidad entre una madre de alquiler gestacional y los futuros padres es de 6 a 9 meses. Una vez que la compatibilidad es oficial, pueden comenzar los tratamientos médicos previos a la FIV. Una vez finalizada la FIV y producida la concepción, pasarán nueve meses más hasta que nazca el bebé.

Durante este tiempo, las madres de alquiler gestacional pueden centrarse en mantener un estilo de vida saludable: comer bien y hacer ejercicio. También pueden compartir sus intenciones con familiares y amigos íntimos. Contar con un sistema de apoyo antes de quedarse embarazada es importante para un embarazo seguro y saludable.

Los futuros padres pueden aprovechar este tiempo para familiarizarse con la legislación sobre maternidad subrogada de su estado, así como con las directrices de la agencia. También pueden empezar a hacer planes para añadir un bebé a la familia, buscando opciones de guardería, preparando la casa, etc.

Como futuros padres, es importante elegir una agencia que responda a sus preguntas y le apoye desde el primer formulario que rellene hasta que el bebé llegue sano y salvo a su casa. Busquen una agencia que se tome el tiempo necesario para trabajar con ustedes y no les trate como "un cliente más". Una agencia de confianza también puede ayudarte a concretar los detalles de un acuerdo de gestación subrogada para que sepas de antemano qué esperar de tu madre de alquiler gestacional. Estos detalles pueden incluir expectativas sobre comunicación, presencia en la sala de partos y futuros contactos tras la llegada del bebé.

5. Who should consider surrogacy?

La gestación subrogada es una opción viable para parejas con problemas de fertilidad o parejas del mismo sexo que desean tener una familia. La gestación subrogada también es una opción para mujeres mayores que desean tener un hijo biológicamente emparentado con ellas, pero su edad u otras condiciones médicas les impiden la FIV.

6. How do I select an agency to work with?

Durante el proceso de gestación subrogada, tendrá que tomar muchas decisiones. Pero la primera decisión, y quizá la más importante, es elegir la agencia adecuada que le acompañe en el proceso. Muchas personas creen erróneamente que tienen que trabajar con la agencia más cercana geográficamente. O miran la lista de tarifas y eligen la que parece más barata.

Aunque la ubicación y el coste son sin duda factores a tener en cuenta, especialmente si vive cerca de una agencia con buena reputación, el criterio más importante para seleccionar una agencia es encontrar una que tenga experiencia, buena reputación y se comprometa a acompañarle en cada paso del camino.

Una buena agencia de gestación subrogada te ayudará con los detalles legales de principio a fin, independientemente del estado en que vivas. Se interpondrán entre los futuros padres y la madre de alquiler gestacional para negociar las condiciones de comunicación, las expectativas durante el embarazo y el posparto. Pueden ayudar a organizar la atención médica y a seleccionar a las portadoras y a los futuros padres antes de emparejarlos. Negocian y controlan todo el papeleo legal necesario. Y estarán a su disposición para responder a sus preguntas y tranquilizarle en todo momento.

Conexiones familiares creativas

Creative Family Connections (CFC) es una agencia de gestación subrogada y un bufete de abogados con sede en el área metropolitana de Washington, DC. Dado que somos tanto una agencia como un bufete de abogados, podemos ayudar a los futuros padres a lo largo de todo el proceso de gestación subrogada. Si usted está interesado en convertirse en un sustituto gestacional o está buscando para completar su familia a través de la subrogación, solicitar más información y comenzar su viaje de subrogación en la actualidad.

Previous ArticleEmployee Spotlight: Journey Coordinator Juli Next ArticleSurrogacy and Maternity Leave